INFORMACIÓN GENERAL


La información fue entregada a la Comisión de Adicciones de la cámara de diputados

Estudio vinculó marihuana
a bajo rendimiento liceal

Una investigación realizada por la Universidad de Montevideo sobre mil estudiantes de la zona oeste de la ciudad a fines del año pasado concluyó que el consumo de marihuana está vinculado al fracaso educativo. Los datos fueron entregados a la Comisión de Adicciones del Parlamento.

 

 
Reducir Ampliar Cambiar tamaño



Autocultivo. El Parlamento analiza una propuesta de legalización acordada por todos los partidos.
Fernando Salas, magíster en Sociología, Ciencias Políticas y Sociedad de la Información y docente de la Universidad de Montevideo, advirtió en el Parlamento que la legalización del autocultivo de marihuana incrementará el consumo y podría convertir a Uruguay en "un país productor".

Salas fue convocado este mes ante la Comisión Especial sobre Adicciones de la Cámara de Diputados, donde presentó las conclusiones de una investigación realizada en la zona oeste de Montevideo a fines de 2010 sobre el consumo de drogas entre los adolescentes. El estudio, galardonado con el Premio Nacional de Medicina, recogió las respuestas de mil jóvenes que asisten a centros de enseñanza de esa zona y concluyó que el consumo está vinculado al fracaso educativo.

Salas relató en el Parlamento que se interrogó a los adolescentes cuántos días habían faltado al liceo en la semana anterior. Entre los que respondieron que faltaron dos días o más, "el 58% es consumidor habitual, mientras que el 15% no lo hace habitualmente". Otra pregunta que se planteó fue hasta qué grado pensaban estudiar. En ese sentido, dijo que "si se toman en conjunto solamente a aquellos que dijeron que van a completar bachillerato, UTU o Universidad, tenemos que el 47% corresponde a los chicos que no consumen, frente a un 7% de los que sí lo hacen".

"Cabe señalar que solamente alrededor del 40% de los uruguayos termina el bachillerato. Es un porcentaje muy bajo. Si de alguna manera el consumo favorece el fracaso escolar y limita las expectativas de avanzar, sería un factor muy importante", aseguró. Por otra parte, se les preguntó a los jóvenes qué importancia le asignaban a ser exitosos en su trabajo cuando fueran adultos. Entre los que le dieron mucha o bastante importancia, el 74% corresponde a no consumidores, frente a un 56% que sí consume en forma habitual. El estudio abordó finalmente el estado de ánimo de estos adolescentes. El 75% aseguró ser "muy feliz" o "bastante feliz" entre los no consumidores, frente a un 50% de los que sí son consumidores.

La investigación también abordó la relación entre el consumo de marihuana y la actitud hacia conductas delictivas. Se solicitó a los estudiantes su grado de acuerdo con la frase "Los únicos que mejoran sus condiciones de vida son lo que roban o trafican". Si se suman los que respondieron que están "muy de acuerdo" y bastante de acuerdo", se encuentra tres veces más propensión a estar de acuerdo entre los jóvenes que consumen habitualmente en comparación a los que no.

Según Salas, "hay una visión clara de que los únicos que pueden ascender socialmente son los que roban o trafican". Otra pregunta que se planteó fue "cuántas veces en los últimos tres meses le habían robado dinero a sus padres".

Entre los que respondieron que por lo menos una vez al mes lo hacen, la proporción de consumidores es seis veces mayor a la de no consumidores. En cuanto a la interrogante "cuántas veces en los últimos tres meses se llevó algo sin pagar de una tienda o negocio", los porcentajes son similares. El 23% que aceptó haberlo hecho es consumidor habitual, frente a un 3% que no lo es.

Salas sostuvo que el estudio realizado junto a sus colegas demostró una asociación entre el consumo de marihuana y el de otras sustancias. "Entre los que respondieron que lo hacían una o dos veces por semana o casi todos los días, el 8% no consume habitualmente marihuana, frente a un 79% que consume", concluyó.

Gobierno acompaña proyecto de autocultivo

El gobierno acompaña las intenciones legislativas para despenalizar el autocultivo de marihuana, que surgieron tanto desde el Frente Amplio como desde los otros partidos políticos con representación parlamentaria. Según dijo a Ultimas Noticias el nuevo secretario de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, el Poder Ejecutivo entiende necesario "avanzar" en el proceso que plantean los partidos. "Hay que avanzar en la regulación general del uso de sustancias legales e ilegales y este es un proceso de regulación consensuada que se espera dar", comentó el jerarca. Calzada indicó también que se debe poner el énfasis en la reglamentación de la ley que termine aprobada, para evitar "fisuras" y asegurar el cumplimiento de los objetivos.

La bancada de gobierno en el Parlamento articula con blancos, colorados e independientes la elaboración de un proyecto único para despenalizar el autocultivo de marihuana. El proyecto que hasta el momento reúne más adhesiones, que pertenece al diputado Sebastián Sabini (MPP), propone habilitar a los mayores de edad a tener en sus casas hasta 8 plantas de cannabis.

Para el secretario de drogas, una comisión de control en el ámbito del Ministerio de Salud Pública y el hecho de impedir la participación de menores son parte de los puntos positivos del proyecto.

"No se deberían provocar situaciones en las que personas se vean privadas de libertad por realizar un acto que es personal y que está habilitado por la Constitución, como es la búsqueda de la alteración de la conciencia", concluyó Calzada.

Riesgo de ser exportadores de cannabis

El experto y docente de la Universidad de Montevideo, Fernando Salas, advirtió a la Comisión Especial sobre Adicciones de la Cámara de Diputados que una eventual legalización del autocultivo de marihuana podría convertir al país en exportador. "Estamos en una zona templada, donde mejor crece la marihuana. Si la plantáramos, crecería muy bien", señaló. En este sentido, "tendríamos un problema de producción en nuestro suelo, algo sobre lo que muchos países no quieren saber nada. Se legaliza el consumo o la forma de acceso, pero no quieren saber nada con que se plante marihuana en su territorio por este riesgo adicional", agregó.

Salas sugirió a los parlamentarios "no innovar" en la materia sin contar con información de países que ya legalizaron la plantación y cuáles fueron los impactos en los indicadores sociales y cómo posicionará a Uruguay en la región.

El especialista marcó lo que parece ser un enfoque "contradictorio" del gobierno en cuanto al tratamiento que se hace al consumo de marihuana, comparada con otras sustancias. Salas señaló que en el caso del alcohol y el tabaco hay una activa publicidad en contra del consumo. "En cuanto al tabaco, existe una prohibición total de publicidad comercial y de consumo en espacios cerrados. Hay un enfrentamiento del gobierno con los productores en el plano jurídico", comentó.

En este caso, "la posición oficial en cuanto a los efectos que el tabaco y el alcohol tienen sobre la población ha derivado en una disminución efectiva del consumo". En el caso de la marihuana, dijo que hay una cultura popular favorable y muy extendida hacia su consumo. "Cuando hay una movilización importante de la clase política, se puede inferir que se está dando el mensaje de que no hay nada grave en cuanto a legalizarla, más allá de las consecuencias que acarree hacer uso de las libertades individuales". Basándose en que las políticas activas del gobierno en relación al tabaco y el alcohol favorecen la disminución de su consumo, Salas apuntó que la marihuana responderá de la misma manera. "En la medida de que haya una posición de apertura por parte del gobierno, podría favorecer un mayor consumo", advirtió.

 

WWW.ULTIMASNOTICIAS.COM.UY | MONTEVIDEO - URUGUAY