La energía nuclear para el Uruguay

ESCRIBE: Jorge Pozzi (Diputado Nuevo Espacio)

 

 Reducir Ampliar Cambiar tamaño

Se viene en Uruguay una discusión que va a incluir a toda la sociedad, la discusión de si Uruguay debe o no encarar la construcción de una planta generadora de electricidad en base a combustible nuclear. Ya hemos escrito en otras notas sobre la clara crisis energética que vive nuestro país, que tiene características de ser una crisis de carácter estructural.

Es por eso que se ha encarado, a través del Ministerio de Industria y Energía, todo un programa de mediano y largo plazo para llegar al año 2015 con independencia energética en materia eléctrica y, sobre todo, independencia del petróleo para producir la misma.

Esta definición absolutamente estratégica y además absolutamente compartible tiene como base varios ejes; trabajar en el ahorro y la eficiencia energética, aumentar la generación desarrollando la producción de energías renovables, sobre todo, y de ser posible que ocupe inteligencia y mano de obra nacional, y también el estudio de la posibilidad de producir energía con un reactor nuclear.

Este tema, de la posible instalación de un reactor nuclear, seguramente va a ser controvertido y muy discutido en la sociedad uruguaya. En primer lugar hay, para que esto sea posible, que derogar leyes que hoy impiden que esto ocurra.

Y en segundo lugar, no es lo más saludable instalar este tipo de tecnología si no existe un consenso social amplio. Y para que esto sea posible se debe dar un debate en el que se informe sobre todos los pros y los contras que este tipo de instalaciones tiene.

Como siempre, me atrevo a decir que la verdad va a estar en el medio y no en los extremos, y entonces si analizamos con detenimiento toda la información llegaremos a la justa decisión. Van a estar los compatriotas que sostendrán que la energía nuclear es insegura y peligrosa, y los que sostengan exactamente lo contrario. Y las dos partes van a mostrar sus verdades e, increíblemente, es posible que hasta se utilicen los mismos ejemplos para argumentar a favor y en contra de la instalación.

Pero lo cierto del caso es que se va a venir una discusión que esperamos que nos lleve a consensos para resolver este tema. En próximas notas abundaremos sobre este tema que promete estar en el tapete con mucha fuerza.