Una acertada ampliación del Plan Ceibal

Nuestra opinión

 

 Reducir Ampliar Cambiar tamaņo

El directorio del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (Inau) en combinación con el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (Latu) y el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) ultiman detalles para definir la incorporación del Plan Ceibal para los jóvenes infractores con medidas alternativas a la privación de libertad. Los jóvenes que serán involucrados en esta etapa residen en Montevideo y desarrollan tareas de carácter comunitario, o participan del programa socioeducativo del Inau o de otras instituciones públicas y privadas.

Está previsto que comience en agosto, en tanto que luego se irá extendiendo a sus similares del interior del país. El plan será posible gracias a las conexiones informáticas que ya tiene el MEC en más de 60 centros, los cuales, antes de que finalice esta administración, llegarán a 90. Estos son espacios para el desarrollo de actividades culturales, educativas, de participación social y de acceso a las tecnologías de la información y comunicación.

Están equipados con computadoras y entre 3 y 6 terminales con conexión Adsl 1024 de Antel, que servirán de soporte para la conexión de las laptops XO que forman parte del Plan Ceibal.

En una etapa posterior el Inau también prevé alcanzar a los chicos que se encuentran privados de libertad, pero seguramente esa instancia recién se podrá concretar durante la próxima administración.

Sin dudas que se trata de una política que debe ser respaldada, ya que se suma a las actividades de acreditación en Primaria que viene implementando el Inau para los chicos que no culminaron este nivel.

Dotar de herramientas educativas como las que implica el Plan Ceibal a jóvenes que hoy están de alguna manera sancionados por la sociedad es fundamental para que puedan desenvolverse en ella sin necesidad de recurrir al delito para subsistir. Sin lugar a dudas, estas son las políticas en las que deben insistir las autoridades para llevarlos por el camino del bien.