relator sobre la tortura dijo que está más hacinada que la peor cárcel de áfrica

ONU recomienda inmediato
cierre del Penal de Libertad


>>
>> Reducir Ampliar Cambiar tamaño

 

“Las condiciones de reclusión en el Penal de Libertad son peores que en la cárcel de Black Beach”. Así definió el relator de la ONU sobre la tortura, Manfred Nowak, la situación en la cárcel uruguaya en comparación con el presidio de la dictadura de Guinea Ecuatorial.



Manfred Nowak fue nombrado relator especial de las Naciones Unidas el 1° de diciembre de 2004 por la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas. En calidad de tal, es independiente de cualquier gobierno y trabaja a título individual, realizando visitas "sorpresivas" a los centros de detención, reclusión y asistencia psiquiátrica de los países, en donde mantiene entrevistas personales con los internos. Nowak fue miembro del Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias, trabajó como experto de la ONU sobre esta materia en la antigua Yugoslavia y como juez de la Cámara de Derechos Humanos para Bosnia y Herzegovina. Es profesor de Derecho Constitucional y Derechos Humanos de la Universidad de Viena.
Tras concluir ayer su visita oficial iniciada el 21 de marzo por invitación del gobierno uruguayo, Nowak señaló que el penal de Libertad es "una de las peores cárceles que ha visto" en su recorrida por diferentes centros de reclusión del mundo. En declaraciones exclusivas a Ultimas Noticias, el emisario internacional aconsejó que ese Penal "debe ser clausurado lo antes posible".

El representante de la ONU dijo en conferencia de prensa que la situación con que se encontró en Uruguay en materia de reclusión y violación de derechos humanos es "peor de lo que imaginaba". Si bien recibió "pocas denuncias de tortura" probadas con exámenes forenses, sí "numerosas y creíbles" de malos tratos y uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía en las cárceles, comisarías y centros de detención de adolescentes.

Durante su misión, Nowak visitó el Comcar, el penal de Libertad, Cárcel Central, el Pabellón de Mujeres de la cárcel departamental de Canelones, la Colonia Berro y los hogares del Inau Piedras, Ser y Puertas, la Jefatura de Policía de Montevideo, las seccionales policiales 1ª y 15ª, el hospital psiquiátrico Vilardebó y la colonia de asistencia psiquiátrica Dr. B. Etchepare.

Nowak señaló que las condiciones en los módulos de acero de Libertad conocidos como "las latas", "son un insulto a la dignidad de los reclusos, así como de los guardias que tienen que trabajar ahí, corriendo riesgo de vida". Además, criticó que la denominación "Libertad" es "cínica" para un centro de reclusión "reconocido en el mundo como un sitio donde se practicó sistemáticamente la tortura durante la dictadura. Lamentablemente este penal sigue existiendo y con el mismo nombre", se quejó.

El relator calificó de "shock" lo que le provocó la visita a "las latas" y dijo que "nunca estuvo en un sitio donde tantos reclusos le dijeran que los tratan peor que a los animales" e invitó a que los uruguayos lo visiten y lo comprueben con sus propios ojos. Nowak definió esos módulos de acero como "pequeñas jaulas donde los presos pasan años, no por 48 horas".

Al referirse al Comcar, el especialista austríaco reconoció que las condiciones comparativamente son mejores, pero subrayó la existencia de algunos módulos como el 2 diseñado inicialmente para 120 reclusos, que hoy aloja "tres veces más: 584 internos". También indicó que en celdas construidas para 2 o 3 presos duermen hasta 11, con pésimas condiciones higiénicas, con acceso restringido al agua que fuerza a los reclusos a tomarla del inodoro y, como resultado, a usar botellas de plástico o bolsas para hacer sus necesidades fisiológicas. El acceso médico es limitado, por lo que "los presos tienen que infligirse cortes en el cuerpo para poder ver a un doctor", informó Nowak.

Según las conclusiones preliminares de su informe, la situación de violencia intercarcelaria es "alarmante" ya que durante 2009 tres personas murieron dentro del penal de Santiago Vázquez. De hecho, durante su visita a ese recinto el jueves, tuvo lugar un altercado entre dos grupos de presos que determinó la suspensión de las visitas de los familiares. Nowak se lamentó de que el régimen "liberal" de visitas se vea "socavado" por las "requisas humillantes" a las que se las somete.

De todos modos remarcó como positivo el hecho de que la custodia policial esté salvaguardada por el habeas corpus y que los detenidos sean llevados ante el juez en un plazo de 24 a 48 horas. Pero criticó la inexistencia de separación entre los presos procesados y los condenados en las cárceles, como marcan las normas internacionales. Además, denunció el "altísimo porcentaje" de detenidos aún sin juicio y estimó que "debería aplicárseles la presunción de inocencia".

Nowak alertó que los niveles de criminalidad van en aumento y los problemas que enfrenta el sistema penitenciario y sistema de Justicia juvenil son resultado de "la falta de una política penal integral", lo cual impide a los reclusos reinsertarse en la sociedad una vez que son liberados. Consideró que la ley de Humanización del Sistema Carcelario fue "un paso importante que dio este gobierno", pero aún se necesitan "algunos cambios fundamentales al sistema de Justicia penal".

En cuanto a la Colonia Berro, el relator expresó que la privación de libertad de los adolescentes se utiliza "como primer recurso y no como el último". Informó que los menores tienen sólo dos horas de patio y permanecen encerrados durante las otras 22 horas, situación que "llama a la rebelión".

Según sostuvo Nowak, en la mayoría de estos chicos de entre 15 y 17 años hay problemas de adicción y muchos "reciben sedantes como sustituto a las drogas". Además, en entrevistas personales le manifestaron que son víctimas de golpes, aunque reconoció la vulnerabilidad de los funcionarios de los hogares que deben "huir" cuando se producen los motines.

Caducidad no debe existir

En un mano a mano con Ultimas Noticias, el relator de la ONU sobre la tortura afirmó que la ley de Caducidad "no debe existir". "No debe haber amnistía, pero se debe luchar contra la impunidad", señaló Manfred Nowak. Sin embargo, dijo que la campaña para anular la ley 15.848 es "un tema que debe resolver la sociedad uruguaya".

El emisario entiende que el gobierno dio "un gran paso" al conducir ante la Justicia a los militares que cometieron delitos de lesa humanidad durante la dictadura, pero destacó la necesidad de que reciban "un juicio justo, dentro de un plazo razonable". Para Nowak, enfrentar el pasado es "una materia altamente difícil" y entiende que hasta el momento las víctimas y los victimarios no lograron comprenderse mutuamente. Calificó el proyecto de ley de reparación como "una buena posibilidad" de procurar una reconciliación para la cual "debe haber voluntad de ambas partes". También llamó a preservar la memoria de los desaparecidos y muertos. Por otra parte, Nowak recomendó establecer un Ministerio de Justicia, como en otros países y ampliar el mandato del comisionado.

El informe Garcé

El informe que días atrás elevó al Parlamento el Comisionado Álvaro Garcé señaló que "de mantenerse la tendencia comprobada en 2008 se prevé que el año próximo habrá 1.500 personas recluidas más que en 2005". "En Libertad se constató que la reclusión en los celdarios metálicos es incompatible con las disposiciones internacionales y nacionales. Lo mismo sucede en los módulos III, IV y V de Comcar. El panorama en estos casos se mantiene inalterado con relación a lo expuesto en el informe anual anterior", señaló. Asimismo añade que "el hacinamiento es un rasgo negativo de nuestra realidad penitenciaria. Sus consecuencias deprimen las condiciones de vida de los internos e internas y la seguridad en el trabajo del personal”. Garcé sostiene que la higiene es deficiente en las cárceles con sobrepoblación y entre aceptable y buena en las que no presentan un hacinamiento crítico. Sostiene que el aumento constante en la población reclusa es consecuencia de la falta de una política criminal racional y equilibrada.

LAS PEORES CÁRCELES (en base a informe de la revista Foreign Policy)

Francia: La Santé. Es la única cárcel que queda en París y fue construida en 1867. Tiene 1.200 plazas pero llegó a albergar a 1.800 presos. Plagas de ratas, colchones infestados de piojos y múltiples violaciones fueron denunciadas en 2000. En 2008 un informe del Comité de Derechos Humanos de ONU señaló que tales condiciones no cambiaron demasiado.

Black Beach. Para el relator de ONU el Penal de Libertad tiene peores condiciones de hacinamiento. Sin embargo, este penitenciario de Guinea Ecuatorial fue descrito por Amnistía Internacional como "una sentencia de muerte lenta y prolongada". Allí los presos son víctimas de torturas, palizas, violaciones y fusilamientos e incluso muerte por inanición.

Prisión de Vladimir. Se encuentra en Rusia y fue concebida originalmente para encerrar a presos políticos. Hacinamiento y abusos son continuos entre los presos. Muchos tienen sida y tuberculosis. Es un centro abierto a los visitantes pero ha sido reiteradamente condenado por violaciones a los derechos humanos.

Haengyong. Está en Corea del Norte y aloja a más de 50.000 presos de la dictadura de Kim Jon II. Hay familias enteras encerradas por los crímenes cometidos por uno de sus miembros. Es difícil saber qué ocurre allí dentro ya que los organismos de DD.HH. no pueden entrar. Se sabe que algunos de los reclusos viven en condiciones infrahumanas.